Control biológico

Venta de productos para control biológico
¿En qué consiste control biológico?
El control biológico es una estrategia, que consiste en utilizar organismos vivos o también conocidos como enemigos naturales, que pueden actuar como parásitos, depredadores o patógenos, los cuales reducen o mitigan las plagas y sus efectos en los cultivos. Leer mas

Puede ser un componente importante de los programas de manejo integrado de plagas (MIP) y generalmente implica un papel humano activo.
Los enemigos naturales de las plagas de insectos,  incluyen depredadores, parasitoides y patógenos. Los agentes de control biológico de las enfermedades de las plantas se denominan con mayor frecuencia antagonistas.
Ventajas y desventajas del control biológico.
Ventajas:
El control biológico es una estrategia muy específica. La gran mayoría de las veces, cualquier depredador que se introduzca solo controlará la población de la plaga a la que se dirigen, lo que la convierte en una alternativa ecológica a los métodos de control químico o mecánico

Los enemigos naturales introducidos en el medio ambiente son capaces de mantenerse a sí mismos, a menudo reduciendo la población de plagas que se supone que deben manejar. Esto significa que después de la introducción inicial, se requiere muy poco esfuerzo para mantener el sistema funcionando de manera fluida. También significa que el control biológico puede mantenerse en su lugar durante mucho más tiempo que otros métodos de control de plagas.

El control biológico puede ser rentable a largo plazo. Aunque puede costar un poco introducir una nueva especie en un entorno, es una táctica que solo necesita aplicarse una vez debido a su naturaleza autoperpetuante.

Lo más importante de todo, es efectivo. Cualquier población de plagas que desee controlar, sin duda será controlada. Debido a que el depredador introducido estará naturalmente inclinado a atacar a las plagas, muy a menudo verá disminuir la población de plagas.
Desventajas:
El control biológico puede ser voluble. En última instancia, no puedes controlar al enemigo natural que desatas en un ecosistema. Si bien se supone que maneja una plaga, siempre existe la posibilidad de que su depredador cambie a un objetivo diferente: ¡podrían decidir comer sus cultivos en lugar de los insectos que los infestan es un mejor plan! No solo eso, sino que al introducir una nueva especie en un entorno, corre el riesgo de interrumpir la cadena alimentaria natural.

Es un proceso lento. A los agentes biológicos les lleva mucho tiempo y paciencia hacer su magia en una población de plagas, mientras que otros métodos como el trabajo con pesticidas proporcionan resultados inmediatos. La ventaja de esto es el efecto a largo plazo que proporciona el control biológico.

Si está buscando eliminar por completo una plaga, el control biológico no es la opción correcta. Los depredadores solo pueden sobrevivir si hay algo para comer, por lo que destruir su población de alimentos arriesgaría su propia seguridad. Por lo tanto, solo pueden reducir la cantidad de plagas dañinas.

Si bien es barato a largo plazo, el proceso de establecer un sistema de control biológico es un esfuerzo costoso. Se necesita mucha planificación para desarrollar un sistema exitoso.


Trichoderma:
Hongo antagonistas  con alta capacidad de inhibir y predar el crecimiento y desarrollo de hongos fitopatógenos del suelo y del follaje.
Beauveria bassiana
Beauveria bassiana es un hongo entomopatógeno, capaz de infectar a más de 200 especies de insectos.

 

 

Mostrando 1–12 de 41 resultados